Blefaroplastia (Párpados)

La Blefaroplastia o Rejuvenecimiento de Párpados es la cirugía que ayuda a las personas rejuvenecer el área alrededor de los ojos. Es una cirugía de mucha precisión y delicadeza. En algunas ocasiones se acompaña de descenso de las cejas, dando una apariencia de encapotamiento del párpado superior y en otras ocasiones se acompaña de una pérdida de la tonicidad del párpado inferior, dando la apariencia de ojo arredondeado o envejecido.

La preparación del paciente es importante para evitar posibles complicaciones intraoperatorias o post-operatorias. En la Historia Clínica es fundamental averiguar sobre la ingesta de algunas drogas como la Aspirina o preparados farmacéuticos que la contengan, Vitamina E (interviene en la agregación plaquetaria), Robacután (Vit A, que interfiere en el proceso de cicatrización), Gingobilova (Es un vasodilator). También es importante para los pacientes tener una presión arterial adecuada al igual que sus niveles de glicemia. Es recomendable suspender las drogas anteriormente nombradas por lo menos de dos a tres semanas antes del procedimiento.

La evaluación física debe ser minuciosa para poder visualizar un resultado que sea del agrado del paciente. Debemos tener en cuenta la prominencia malar (Pómulos) en relación con las bolsas palpebrales para así evitar un edema residual desagradable.

El rejuvenecimiento de los párpados se puede hacer de varias formas:

  • Extracción de piel, músculo y bolsas, en los párpados superiores. Acompañada o no de elevación de cejas.
  • Extracción de músculo y bolsas, en párpados inferiores. Acompañada o no de cantoplastia. Evitamos la resección de piel.
  • Lipoinyección del surco subyugal o reacomodación de las bolsas del párpado del párpado inferior (en ojos profundos y con bolsas).